ClixSense

viernes, marzo 27, 2009

¡Bolivia apaga la luz, “enciende luz interior”!


Todos en Bolivia se preparan para apagar la luz (contar el fluido eléctrico) contra el cambio climático que afecta la existencia del Planeta.

Technorati Profile

- Cantar, constarse chistes y adivinanzas, incluso rememorar poemas y cuentos son algunos de los consejos que se puede hacer en familia o en solitario durante la “Hora del Planeta” que se inició en Sydney, Australia, y este sábado le toca a Bolivia.

1. La Superintendencia de Electricidad de Bolivia en adhesión a la campaña mundial que lleva adelante la organización de conservación WWF llama a los(as) bolivianos(as) para que el sábado 28 de marzo de 2009, entre horas 20.30 a 21.30, a cortar el fluido eléctrico de su casa durante La Hora del Planeta para mostrar su apoyo a la preservación del medio ambiente.

2. En ese afán, mediante un volante, ha sugerido apagar las luces y desconectar los aparatos eléctricos del hogar, “salvo aquellos que sean de emergencia”.

3. “Reúnase y converse con sus hijos e hijas sobre el medio ambiente y la importancia de proteger la tierra de los peligros del cambio climático”, agrega.

4. La Hora del Planeta –o Earth Hour– es una campaña global de WWF que nace en 2007 en Australia para llamar la atención respecto a la necesidad de encontrar soluciones al calentamiento global.

5. “Cada año, ciudades y comunidades apagan la luz el último sábado de marzo por el lapso de una hora, como acto simbólico que anime a individuos y empresas a ahorrar energía en su vida diaria, desenchufando aparatos en desuso y cambiando a focos de bajo consumo en áreas de gran uso, entre otras”, anota WWF-La Hora del Planeta Bolivia.

6. WWF Bolivia, la organización de conservación, en colaboración con los gobiernos municipales de Santa Cruz de la Sierra, Trinidad y Puerto Quijarro, la Cooperativa Rural de Electrificación (CRE) y la Compañía de Servicios Eléctricos S.A. (Coserelec), invitan a ser parte de la “La Hora del Planeta Bolivia 2009”.

7. “En los municipios de Santa Cruz, Puerto Quijarro y Trinidad se están organizando actividades hacia La Hora del Planeta con las autoridades e instituciones locales”, anticipa.

K.

¿Cómo puedo colaborar con la Hora del Planeta?

La iluminación pertenece a Armando Pinaya del PADEP/GTZ.





5 comentarios:

LaMalaPalabra dijo...

Sr. K:
Reciba Ud. un abrazo ecologista rebelde.
Le mandamos este texto de Eduardo Galeano (Patas Arriba. La escuela del mundo al revés), tomadas de las páginas 221-222 de un libro pirata.

Un planeta descartable

Inundaciones, inmundaciones: torrentes de inmundicias inundan el mundo y el aire que el mundo respira. También inundan el mundo las cataratas de palabras, informes de exper­tos, discursos, declaraciones de gobiernos, solemnes acuerdos internacionales, que nadie cumple, y otras expresiones de la preocupación oficial por la ecología. El lenguaje del poder otor­ga impunidad a la sociedad de consumo, a quienes la imponen por modelo universal en nombre del desarrollo y también a las grandes empresas que, en nombre de la libertad, enferman al planeta, y después le venden remedios y consuelos.


Los exper­tos del medio ambiente, que se reproducen como conejos, se ocupan de envolver a la ecología en el papel celofán de la ambigüedad. La salud del mundo está hecha un asco, y el lenguaje oficial generaliza para absolver: Somos todos responsables, mien­ten los tecnócratas y repiten los políticos, queriendo decir que, si todos somos responsables, nadie lo es. Y queriendo decir que se jodan los de siempre, el discurserío oficial exhorta al sacrificio de todos.


La humanidad entera paga las consecuencias de la ruina de la tierra, la intoxicación del aire, el envenenamiento del agua, el enloquecimiento del clima y la dilapidación de los bienes morta­les que la naturaleza otorga. Pero las estadísticas confiesan y los números traicionan: los datos, ocultos bajo el maquillaje de las palabras, revelan que es el 25% de la humani­dad quien comete el 75% de los crímenes contra la naturaleza. Si se comparan los promedios del norte y del sur, cada habitante del norte consume 10 veces más ener­gía, 19 veces más aluminio, 14 veces más papel y 13 veces más hierro y acero. Cada estadounidense echa al aire, en promedio, 22 veces más carbono que un hindú y 13 veces más que un brasileño. Se llama suicidio universal al asesinato que cada día ejecutan los miembros más prósperos del género humano, que viven en los países ricos o que, en los países pobres, imitan su estilo de vida: países y clases sociales que definen su identidad a través de la ostentación y el despilfarro. La difusión masiva de esos modelos de consumo, si posible fuera, tiene un pequeño inconveniente: se necesitarían diez planetas como éste para que los países pobres pudieran consumir tanto como consumen los países ricos, según las conclusiones del fun­damentado informe Bruntland, presentado ante la Comisión Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo en 1987.

Las empresas más exitosas del mundo son también las más eficaces contra el mundo. Los gigantes del petróleo, los aprendices de brujo de la energía nuclear y de la biotecnología, y las grandes corporaciones que fabrican armas, acero, aluminio, automóviles, plaguicidas, plásticos y mil otros productos, sue­len derramar lágrimas de cocodrilo por lo mucho que la natu­raleza sufre.

juan josé dijo...

Yo tenía toda la voluntad de apagar todo, hasta velas tengo....pero me acabo de enterar que es durante el partido contra Colombia, si perdemos por más de tres goles en el primer tiempo apago la TV

Anónimo dijo...

!Pero ya han demostrado que ese tipo de campañas es peor que no hacer nada! Hay que concientizar a los gobiernos para que cambien las fuentes de energia, con los apagones derrochamos electricidad, saturamos el sistema, etc, :


http://camaleonx.wordpress.com/2008/09/09/campana-apagon-mundial-otra-idiotez-ecologica-2/


No quiero empeorar mas todavia al planeta, Lo siento, esta vez yo no me sumo

Lorena

K. dijo...

"Hay tantos idiotas en el Planeta que ya ni hablar ni intercambiar ideas se puede", apunta el ciudadano K. quien jamás llerá a Eduardo Galeano.
Uks.

K.

viviane dijo...

es sabido que el ahorro de energia no es significativo durante la hora del planeta. pero ese no es el punto. el punto es que poniendo algo en practica, en este caso apagar tu interruptor, tu mente aprende el habito.

La Hora del Planeta no trata tanto del ahorro de energía de una hora esa noche; sino de personas actuando juntas, compartiendo sus esperanzas para el futuro y su compromiso con el planeta en que todos vivimos. Trata de crear conciencia y cambios de hábito a largo plazo. Fue una hora en la vida de un movimiento masivo.

Lo que La Hora del Planeta mostró es la voluntad de responder. La gente quiere soluciones. Quiere actuar. Quiere elegir productos y servicios sostenibles. Y quiere que sus gobiernos actúen.