ClixSense

lunes, noviembre 27, 2006

“Columna/calumnia”, uks





-Un post, cuasi plagio, cuasi copia y cuasi clon, tuvo después de días de estar en la blogosfera una “columna/calumnia” de parte de Sexeni, quien saca las astillas a los ojos de los/as periodistas que andan por el mundo ciegos de amarillismo y hasta reniegan de Bolivia.

- La “columna/calumnia” fue motivado por el reporte “Los medios están contra Bolivia” que ciudadano K. hizo sobre el Observatorio Nacional de Medios (ONADEM), bajo hojillas de la Agencia Boliviana de Información (ABI).

- El “Estigmado Kamarada” se pasó la tarde remendando los calzones de Papa Noel, anticipado, mientras con sus dedos congelados sacaba un poquito de calorcito a las teclas de su PC adonde “Desde el Ombligo” relumbraba “sus hoguerita” en las páginas de La Prensa.

- Como Kamarada que es y rico en amigos/as, pasa a exhibir debajo de este post las líneas hilvanadas por ese otro “sastre remendón” que anda de amores con la Pequeña Lulú y de líos con el Club de Tobi.

K.



Medios, parciales, fracturados

Por José Luis Exeni R.

“Los medios están contra Bolivia”. Así tituló la noticia el Ciudadano K. en su estupendo blog. Se refería al reporte difundido por el Observatorio Nacional de Medios (ONADEM) con el análisis de la cobertura informativa y línea editorial en 16 diarios de ocho departamentos del país. Tres temas/períodos fueron examinados: la nacionalización de los hidrocarburos (en mayo), la política de tierras (mayo-junio) y el proceso Constituyente (mayo-agosto). Las conclusiones son preocupantes: un ineludible llamado de atención acerca de algunos “patrones de comportamiento” de los periódicos nuestros de cada día.

¿Qué dice el monitoreo de ONADEM? En esencia, que hay problemas de ecuanimidad (balance en la consulta de fuentes), limitaciones de pluralismo (puntos de vista sobre un tema), déficit de profundidad y de claridad (seguimiento y amplitud noticiosa) y una curiosa coordinación editorial de los grupos mediáticos establecidos (homogeneización de la línea de opinión). ¿Y temáticamente? Los diarios analizados expresaron desconfianza e incertidumbre en torno a la nacionalización, un sentido de polarización en el tema tierra y marcado énfasis en los procedimientos respecto a la Constituyente.

¿Los medios están contra Bolivia? No es para tanto. ¿Los periódicos del país tienen dificultades en su tarea cotidiana de ofrecer a la ciudadanía información y opinión plurales? En efecto. Así lo demuestran, con abundantes datos y riguroso análisis, los tres estudios del Observatorio creado por la Fundación UNIR. Por supuesto que también hay importantes avances y destacables logros en la cobertura noticiosa. El esfuerzo de difusión es innegable. Hay aportación al debate público. Etcétera. Pero mal haríamos en entretenernos en el aplauso cuando lo que requerimos, con urgencia, como medios-periodistas, es (auto)crítica radical.

¿Qué nos está diciendo ONADEM con su reporte? Que la calidad en la información, así como el pluralismo en la opinión, siguen siendo asignaturas pendientes no sólo en los medios, sino también en el espacio público. ¿Habrá que insistir acaso en que una de las condiciones mínimas de la democracia es que los ciudadanos/adanas desarrollen plenamente sus derechos a la información y a la comunicación? Y en ello el complejo mediático acusa dolencias y minusvalías, amén de pérdida de credibilidad.

¿Cómo reaccionar ante la crítica del Observatorio? Una posición sencilla y políticamente rentable es flagelar a los medios. (Des)calificarlos como “el enemigo principal”. Tacharlos, en bloque, de irresponsables. Pero hay otra actitud no sólo más cómoda sino de mayor peligro: (auto)justificarse con la indolente excusa de que “hablar mal de la prensa es una moda” y que “es fácil criticar a los medios cuando se está fuera de la vorágine de la noticia”. Es como si un cirujano, al demostrarse que yerra en su trabajo, dijese como descargo: no es fácil operar, haber háganlo ustedes, otra cosa es con bisturí, nos quieren fiscalizar, ese muerto no es mi muerto, de quién su muerto será…

Las iluminaciones pertenecen a Vladimir Kush.com

3 comentarios:

Vero Vero dijo...

jajaja señor K, la iluminación de este post fué su lúcido sentido del humor. El Exenit desde el ombligo, (que dicho sea de paso nunca aclaró su pertenencia, es decir, ombligo de quién es pues?) es el único desayuno que me animo a tomar en la semana, cabe decir, respirando un domingo. Que posts tan amistosos! :)

K. dijo...

Eso está rebueno: Exenit. ¿Ombligo de qué "mas media" será? Pero la pregunta parece ser: ¿De qué Club de Lulú ya es parte generacional el megaamigo Exenit?
Le cuento que su ombligo me hace recordar y añorar los biñuelos que como como Galimatías en las ferias de Navidad o en las Alasitas. ¡Ahh qué rico!, me digo.

K.

Exeni dijo...

Mis muy estigmados e imprescindibles K-aminante y VeroVero. Los declaro culpables, sin derecho a indulto, de mi creciente blogadicción. Con su motivación es probable que el 2007 nazca "Desde el Blogbligo" (un ombligo itinerante y virtual, je).

La pregunta no es tanto de quién es el ombligo, sino cuál es su utilidad: recipiente en el que cabe una onza de vino y/o licor para efectos de embriagamiento. uks al iniciar el rito. uks al finalizarlo.

Gracias, Ciudadano K, como siempre, por su generoso/creativo post. Es usted un gigante.
Gracias, Concienciobediencia, como siempre, por su inagotable complicidad. Es usted una gigante.
Gracias a ambos por su mega-ultra-amistad y compromiso.

Los quiero mucho.