ClixSense

viernes, septiembre 01, 2006

"La poesía es un crimen", dice Carmen Berenguer





- La poetisa chilena llegó a La Paz hace dos semanas atrás para la Feria Internacional del Libro, en la que tuvo una lectura conjunta con su compatriota Raúl Zurita y las bolivianas Marcia Mogro y Mónica Velásquez.

1. “En realidad, toda la poesía en sí es un crimen..., todo está en la poesía, y ésta está en todo”, manifestó al suplemento Fondo Negro de La Prensa la poetisa chilena Carmen Berenguer (1946).

2. Apasionada por los mantras urbanos que son comunes a las ciudades actuales donde hay carencia de espacio para caminar, la poetisa tuvo un paso sereno por la sede de gobierno de Bolivia que no estuvo exento de ironía y sarcasmo a su país de origen, Chile, cuando le tocó referirse a sus obras.

3. “Creo que es fácil determinar (en mis obras poéticas) los ejes en lo urbano, la mujer y la sociedad actual y pasada. Escribo como una crítica a la gran derrota chilena en su utopía”, enfatizó.

4. Berenguer es autora de Sayal de Pieles (1993), “en el que trabajó las superficies, las manchas, los tatuajes de la piel”; La Gran Hablada (2002) donde reúne sus tres primeros libros: Desfallece en el Muro (1983), Huellas de Siglo (1986) y A Media Asta (1988). Luego publicó Naciste Pintada (1999) y ahora tiene un inédito Púas (2006).

5. “Mi poesía es como un mantra post-industrial, gótico, que resuena como una intervención intermitente. Es un contracanto al discurso oficial", autodefinió su creación poética que cubre ya más de 30 años en la historia de la literatura chilena.

6. “Un crítico una vez dijo que yo escribo como un buitre carroñero que lleva en la lengua una campana”, profetizó al término de su charla con el periodista paceño Martín Zelaya.

K.

Fuente:
www.laprensa.com.bo

Este post está iluminado por Roge:
http://www.roge.ru/?p=125

2 comentarios:

Poeta pro milico dijo...

Zurita, el que le cepillo hace poco las botas a os "nuevos militares d ela época d ela concertación", que jamás hay que confundir con los d ela época de Pinochet...ya. Anécdota que parece sacada d euna novela de Kundera!

Anónimo dijo...

Saludos! Excelente sitio, les recomiendo este otro de poesía mexicana