ClixSense

domingo, septiembre 03, 2006

Redoble a flor de piel





- El post copia una antología inédita de la poesía última escrita por mujeres del Perú. La selección, la introducción y el curriculum artis pertenecen al poeta boliviano Humberto Quino Márquez. El borrador fue cedido por el autor a exigencia del ciudadano K., quien desde ya agradece su entrega para ser difundido en este blog en el mes más cruel, cuando la juventud se aventura en el amor y cuando la belleza toma cuerpo de mujer u hombre. Van estos poemas "majestuosos" para clarificar el camino emprendido en septiembre con amor, deseos y anhelos. Una edición preliminar y fragmentaria fue publicada en Tendencias del periódico digital La Razón

K.



REDOBLE A FLOR DE PIEL


Ve lo que has hecho de mí, la madre que devora sus crías,
la que se traga sus lágrimas y engorda, la que debe abortar en cada luna,
la que sangra todos los días del año.

Blanca Varela


Esta mínima muestra de poesía escrita por mujeres del Perú, que va de Carmen Ollé (1947) a Roxana Crisólogo (1966) quiere ser fiel a esa experiencia si gular que significa leer poesía, ese ritual que construye un espacio disfuncional, alterno, para hallar esa textura multiforme y porosa, esa grietas arrebatadas a la belleza que nos invitan a la comunicación, al asombro y a la complicidad. Y donde el poeta ya no es un augur, un falso profeta, sino un ser marginal que comparte un desgarramiento común con los otros seres: un habla compartida, un registro intenso, denso y agudo.

El orden patriarcal y autoritario arroja al sujeto que asume su cuerpo, su sexo a la zona de lo “inhabitable” (J. Butler), encerrando al “yo” hablante en la esfera del pudor, de las “buenas” costumbres. Este destierro de la normativa feudal, burguesa o “socialista” ha impedido desde siempre esa plenitud deseada y esa apertura hacia la revelación de lo indecible” (Bataille).

Estas poetas, con nuna escritura visceral, disuelven esa máscara de lo imaginario, donde el ser mujer sólo se expresa a través de la domesticidad, un eco del macho o era empujada a esa falsa disyuntiva: ser virgen o puta.

La pluralidad de estas voces, reverbera en su poesía con una resonancia erótica, coloquial, crítica y descarnada.

He aquí los frutos de esta perversa inclinación.

Humberto Quino Márquez
Agosto, 2006




Carmen Ollé

Noches de adrenalina (fragmentos)

Tener 30 años no cambia nada salvo aproximarse al ataque
cardíaco o al vaciado uterino. Dolencias al margen
nuestros instestinos fluyen y cambian del ser a la nada.
He vuelto a despertar en Lima a ser una mujer que va
midiendo su talle en las vitrinas como muchas preocupada
por el vaivén de su culo transparente.
Lima es una ciudad como yo una utopía de mujer.
*
El color del mar es tan verde como mi lírica
Verde de bella subdesarrollada.
*
El que más se lava es el que más apesta como los buenos olores son testimonio de una mala
conciencia como el grito es la figura de la timidez.
*
De mis contemporáneas me alejan las dificultades de no ser trivial.
*
-El arte es mi droga-
el “para sí” ese obsceno.
*
Las relaciones con las partes de mi cuerpo no son teológicas
son frustraciones derivadas del color de un cuerpo fetiche.
*
La impotencia de ligar con el texto proviene
de la práctica erótica mutilada (desempleo sexual)
o
una fijación interfiere el juego
y los muslos son como árboles petrificados sobre el lecho

¿Es acaso un melodrama?

El onanista hunde los párpados la mutilación
los abre.

Tuve que hablar de la mutilación erótica
ahora hablo del cuerpo mutilado:
el INNOMBRABLE
-perder los miembros y conservar los dientes
qué escarnio- Beckett

¿La compasión paternalista es mis señores un atributo
decente?
*
Ho se pierde un diente mañana un ovario
hoy no ha de durar más que hoy
o mañana a lo sumo un mes.
*
Imagino lo que no existe para mí:
una taberna
y ser desnudada
Que mi cuerpo gire entre el estallido
de la lujuria la convulsión del ser
Oh, los que no tienen nada que perder
¡la suerte es de ellos!




MUCHACHOS BEBIENDO EN LA NOCHE DE LA ESQUINA
Un trago preciso en la noche es la posibilidad de ser otro,
con el licor el mundo avanza y no avanza impreciso
ante tanta belleza reunida en un solo instante.
Los cuerpos que se rozan para no volver
a cruzarse en la miseria del tiempo.
Recostado en la vitrina, aquel del cuerpo angelical
gira hacia la oscuridad
y la mujer se pierde a sí misma.
En el tablero nocturno
nada es tan sensible como lo pasajero,
contiene la misma velocidad
que esos licores inmóviles.
Después de una larga jornada oh bancarios, vendedores de libros
y economistas deben multar a la naturaleza.
El rojo es el color que más admiro en sus pupilas.
Belleza animal.



Sonia Luz Carrillo

DE MUJERES
Dime Safo
tú que también fuiste hembra
e intentabas poesía.
¿Fuiste también tenida
en bello,
apetecible
gran estorbo?



Ella no sabe nada
de arte
ni política.
Ella cada año pare un nuevo hijo.
Ella no tiene voz
usa poco los ojos
Los oídos los tiene atrofiados.
En mi país
ella es la esposa ideal.



María Emilia Cornejo

SOY LA MUCHACHA MALA DE LA HISTORIA

soy
la muchacha mala de la historia
la que fornicó con tres hombres
y le sacó cuernos a su marido,

soy la mujer
que lo engañó cotidianamente
por un miserable plato de lentejas,
la que le quitó lentamente su ropaje de bondad
hasta convertirlo en una piedra
negra y estéril,
soy la mujer que lo castró
con infinitos gestos de ternura
y gemidos falsos en la cama.

Soy
La muchacha mala de la historia.


COMO TÚ LO ESTABLECISTE

sola,
descubro que mi vida transcurrió perfectamente
como tú lo estableciste.

ahora
cuando la sensación de algo inacabado,
inacabado y ajeno
invade de escrúpulos mis buenas intenciones,
sólo ahora
cuando me siento en la mitad de todos mis caminos
atada a frases hechas
a cosas que se hacen por haberlas aprendido
como se aprende una lección de historia,
puedo pensar
que de nada sirvieron los consejos
ni las interminables conversaciones con tu madre,
y esa largas horas de mi vida
perdidas
en aprendizajes extraños
sobre pesas y medidas,
colores
y sabores

y
en el vano intento de ir tras el sol
tras el vuelo de los pájaros,
de repente quiero acabar
con mi baño de todas las mañanas,
con el café pasado,
con mi agenda cuidadosamente estructurada
de citas y visitas
a las que asisto puntualmente;
pero es tarde
hace frío
y estoy sola.


ME ENCONTRASTE
Me encontraste
en la mitad de todos los caminos
y avanzaste lentamente
hasta inundar todos los rincones de mi vida.
Ahora
soy la mujer que sigue
sigilosamente tus pasos
la que aguarda en cada esquina tu llegada.
Soy la mujer incondicional
que nada pide a cambio,
la que siempre te recibe
Y te abre las piernas sin chistar.
Soy la mujer
tu mujer
que guarda tus más gratos recuerdos
la que nunca olvidará tu nombre.

Soy la mujer
que conservará como un tesoro
todos sus orgasmos,
Tu desesperada forma de amarme.
Soy la mujer
tu mujer
y te amaré hasta entregarte toda mi piel.





Marcela Robles


Y AHORA A QUIÉN LE DOY MI AMOR

Y qué hacer ahora con toda esta belleza.
Cómo colocarla sin premura
En su lugar.
Cómo vigilarla sin que sienta mi presencia.
Sin oprimirla, sin asustarla.
Y qué hacer con el resto de mi vida
(aunque fuera sólo un día)
qué hacer con estas ganas locas
de vivir.
Cómo amarte sin perderte,
cómo no perderte nunca
(aunque nunca dure poco).

Y qué hacer amigos míos,
con todos estos amores.
Saludar.
o despedirme para siempre.



Giovanna Pollarollo


Bien difícil es ser la musa de un poeta en estos tiempos
eres su mujer y él se aprovecha
de todas esas imágenes que lo asfixian
una casa una mujer unos hijos
y él hubiera querido alas
pero construyó una casa
lee el periódico y hace el amor durante el día
cada vez con menos entusiasmo
por las noches escribe
habla mal de ti
y cuando te encuentras en esos poemas
quisieras borrarlos porque a romperlos no te atreves
eres sólo la musa de u poeta
que no canta que se aburre
aunque después explique que no es por ti
eres apenas el pretexto

para desencadenar viejos fantasmas
quizás hubieras querido ser la musa
de un poeta de otros tiempos
y aún esperas ese poema que un día soñaste
cuando no habían construido una casa.




Magdalena Chocano


Hay tantos pobres aquí como ángeles hay
en la cabeza de un alfiler
y tantos ricos hay como camellos
pasando por el ojo de una aguja.



Giuliana Mazzetti


CIERTAMENTE INÉDITAS…

Ciertamente inéditas, todas mis palabras. Son de oro, de cobre y hasta de estiércol. Son profanas, abominables y atrevidas. Algunas veces las vomito, otras simplemente las excreto.

Hay noches en que la lucha es cuerpo a cuerpo y me vencen o las domino. Otras veces, pocas veces, nos embriagamos juntas, nos contamos nuestras penas y acabamos caminando abrazadas, torcidas y confusas, dejando nuestras huellas y tropiezos sobre las hojas virginales, ahora mancilladas y felices.

Yo se cuántas veces se enganchan en las corneas y laceran y sonríen pues ningún ojo vuelve a ser el mismo luego de ser atravesado por palabras de acero.



Rosella Di Paolo


I

Todo este buen objeto que es un cuerpo:
sus brazos flacos despegados por arriba
sus alocadas piernas cortadas hacia abajo
y en el medio el pedacito de torso
con su corazón puntual, sus riñones limpios
y este pulmón que se asoma a la ventana
y conversa con el otro
sobre si el cerebro encabezado, si la boca armada
si las altas hogueras parpadeando al unísono
Ah este cuerpo alegre como un perro chico
con su sexo despierto saltando en la puerta.
Sin este honroso cuerpo, duro y claro,
sin su lucida arquitectura
de huesos quietos y pellejo alzado
dónde habitaría y cómo
tanta tierna acongojada nada?



LOCA DE BASURAL

Soy la loca que revuelve en la basura
y estoy aquí gritando tu nombre
tu nombre que aviento contra latas descartadas
(yo la descartada) y que revienta y me salpica
porque soy la loca que tú sabes
acaba de llevarse una botella al ojo
y te observa arriba entre las moscas
la loca bien trajeada con sus cáscaras
de naranja al cuello y gritando
que el sol es verde y pica
como pulga, como las mil pulgas
y qué rico es rascarse hasta que vengas
con tus manos de policía a ordenarme la cabeza
a revisarme por todas partes como Dios manda
y a seguir el ritmo suelto del tronillo
que me está bailando
como un trompo aterrado
como un trompo.



Mariela Dreyfus

DEVANT QUI

Ante quién arreglo en el umbral
Para esperarte sola desterrada
Mi piel se extiende en su brillo y se devora
El reloj de papel hace guiños sonriendo
Ardiente tu cuerpo no llega en la ola del tiempo
La vela que antes me alumbró ahora duda
Ante quién el umbral al freso viento
Fresca yerba que no fluye ni aroma
Ante quién los dientes la prisa y el asombro
El umbral es de polvo y tu cuerpo no existe.


BENDICION

Benditas sean las muchachas
que usan rouge y rimel
beben vino con altos oficiales
y por las noches
- espejos y medialuz-
abren las piernas con decencia,
como cuando duele.

Benditas ellas, que al amanecer,
dejan su cerebro sobre el velador,
cogen el bolso.

Benditas todas, hermosas ciegas,
princesitas que arrechan.
(De Memoria de Electra)



Doris Moromisato

Amo este cuerpo que me ata
El pezón erguido sobre el pecho triste
La breve amargura de su boca
El tierno desamparo de sus pies.
Amo este cuerpo que me atrapa en el espejo
Donde ese cuerpo se refleja y se hace uno
el bello abismo de su sexo
su dulce continencia
su fondo azul
El clítoris mojado que medita.
Amo este cuerpo que me ata y condena

Ser de esta simple simetría
Amando aquel otro cuerpo que refleja
Desesperada
Dentro de un espejo
Que ya no existe.


Dos locos sentados en un banco
sintiendo posarse en sus cabezas, la calma
del que ya se despidió de todo.



Rocío Silva Santiesteban

DIARIO DE SEÑORITA RECIÉN CASADA

Aquí estoy y busco el osobuco,
la mirada, la fecha, no sé, las instrucciones
para no ahogar todo esto con una papeleta
o una pela matinal por las tostadas
Sangro por la nariz, las orejas, el ano bicéfalo,
sofoco mis nervios con agüita de tilo
rebuzno en las mañanas, a medio día escupo
entre los árboles de moras de mi cuadra
Ah tiempos idos. Levantarse sola y sola revolverse entre
las sábanas
limpiarse las legañas, el fondo del oído, las partes
íntimas, las telarañas
Ah, tiempos que se van, que se escapan como agua
entre las manos
sin dejar marcas, ni fechas en las puertas,
ni óxido de navajas en los filos de los caños.
Ahora cada pose fetal resulta incomoda,
me despierto con un fuerte dolor en la mandíbula
y croo y canto, resuenan mis caries vacío
como una triste sanguijuela buscando al sol entre las
piedras.
La papa rallada sobre los párpados, compresas de jazmín,
té de la India,
la fruta de las doce, toda la rutina,
toser con elegancia, fumar con el pulgar en la papada
y desvestirme como una puta cada noche.



Roxana Crisólogo

2

No me ahogaré No moriré
pero tampoco voy a ningún lado
Es el Purgatorio.



CURRICULUM ARTIS

Carmen Ollé (Lima-1947): NOCHES DE ADRENALINA, Cuadernos del hipocampo. Lima, 1981.

Sonia Luz Carrillo (Lima-1948): SIN NOMBRE PROPIO, Editorial Causachun, Lima, 1973. Y EL CORAZÓN ARDIENDO, Ediciones. Poesía. Lima. 1979. LA REALIDAD EN CÁMARA OSCURA, Ediciones Capuli, Lima, 1981. TIERRA DE TODOS, 1989. LAS FRUTAS SOBRE LA MESA, 1998.

María Emilia Cornejo (Lima-1949-1972): EN LA MITAD DEL CAMINO RECORRIDO (poesía reunida). Ediciones Flora Tristán, Lima, 1989.

Marcela Robles (Lima -1952): CÓMO ESCRIBIRLE A CUALQUIER AMANTE, Imprenta Industrial gráfica. Lima. 1981. Deseo bajo tierra, Gráfica Pacific Press. Lima. 1988.

Giovanna Pollarollo (Tacna-1952): HUERTO DE LOS OLIVOS. Editorial Arcadia. Lima. 1987. ENTRE MUJERES SOLAS, Editorial Colmillo Blanco, Lima, 1991. LA CEREMONIA DEL ADIÓS. Peisa, Lima, 1997.

Magdalena Chocano (Lima-1957): POESÍA A CIENCIA INCIERTA. Lima. 1982. ESTRATAGEMA EN CLAROSCURO. Lima, 1986.

Giuliana Mazzetti (Lima-1960): PRUEBA DE GALERA. Lima. Antares. 1985. CONTINUIDAD DE LOS CUADROS. Lima 1994

Rosella Di Paolo (Lima-1960): PRUEBA DE GALERA. Lima. Antares.1985 CONTINUIDAD DE LOS CUADROS. Lima. Antares.1988 PIEL ALZADA. Editorial Comillo Blanco. Lima 1993.

Mariela Dreyfus (Lima-1960): MEMORIAS DE ELECTRA. Orellana & Orellana Editorial. Lima 1984.PLACER FANTASMA, Asociación Peruano Japonesa. Lima 1993.

Doris Moromisato (Lima-1962): MORADA DONDE LA LUNA PERDIO SU PALIDEZ, Cuarto Lima Editorial. Lima 1988. CHAMBALA ERA UNCAMINO, NoEvas Editoras. Lima 1999.

Rocio Silva Santiesteban (Lima-1963): ESTE OFICIO NO ME GUSTA .Ediciones COPE. Lima.1987.

Roxana Crisólogo (Lima-1966): ABAJO, SOBRE EL CIELO, Editorial Nido de Cuervos. Lima 1999. ANIMAL DEL CAMINO. Ediciones Del Santo Oficio. Lima. 2001.


Este post está iluminado por:
http://www.picassomio.com/artist-artwork/1289/es/2/
http://duskdawn2.free.fr/images/Art/Police/butterfly.gif
http://www.barahonapossollo.net/index.html
http://www.luiliu.com/yin/yin.asp

2 comentarios:

Sonia Luz Carrillo dijo...

Agradezco la gentileza de publicar dos poemas míos y quisiera hacer notar que mi nombre es Sonia y no "Sonido" como ha quedado registrado. También informar que en 1989 publiqué el poemario Tierra de todos. En 1998 apareció mi poemario Las futas sobre la mesa.
Cordialmente

Sonia Luz Carrillo

K. dijo...

Gracias Sonia por las observaciones pertinentes. Fueron corregidos los errores y añadidos los datos que enviaste.

K.

Si bueno si me enviaras algunos de tus más recientes poemas al e-mail:
gayoajenjocafe@yahoo.com

K