ClixSense

martes, agosto 15, 2006

Ah, la blogadicción





- Este domingo en la columna de opinión "Desde el ombligo" del periódico La Prensa, el periodista José Luis Exeni R. puso algo parecido a un pie de página donde recomendaba pinchar la bitácora del ciudadano K. Copio más abajo dicho latiguillo más admirable que cualquier otro elogio a esta suerte de libertad en la blogosfera


FadoCracia


Ah, la blogadicción, ese vicio de espíritus-multitud, solitarios pero universales. Hasta hace poco, la “blogósfera”, para mí, era nada más que una lejana noticia con horizonte de sabrosa tentación. Ahora, gracias a la generosidad del azar, realizo periódicas incursiones en los patios interiores del “arte de postear”. Esta fascinación, por lo visto, no tiene límites. Más todavía: a beneficio de inventario podría sostenerse que la nueva plataforma para la comunicación (democrática) está ahí, en esas bitácoras cotidianas que se reproducen por millones. Ni qué decir del enorme potencial movilizador de esta “comunicación de blog en blog”. Estamos, sin duda, ante un mundo virtual por descubrir y para conquistar. Si quiere comprobarlo le sugiero “pinchar” el blog del ciudadano K (http://culpinak.blogspot.com/). Triple contra sencillo que, en adelante, como yo, antes de revisar correos electrónicos o leer periódicos, tendrá por desayuno sus espléndidas, deliciosamente ilustradas, notas de madrugada.


Agosto 13, 2006

Sitio:
www.laprensa.com.bo

La iluminación del post pertenece a:
http://mcstrick.livejournal.com

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué lindo elogio para nosotros, los blogadictos. Lo suscribo plenamente.

Marco dijo...

Grande Higlander (A Exeni, el autor del comentario). Sin duda las implicaciones comunicacionales del blog, dan para mucho debate y van reformular conceptos de la teoría comunicacional. Al señor K: su blog es de lo mejor...

Exeni dijo...

La iluminación del post es hermosa, ciudadano Kminante: la mejor demostración de que hay cabellos/caballos asaz plenos y libres.

Anónimo dijo...

Gran nota, che. Blogeo, luego existo.

Beto Cáceres dijo...

No entiendo por qué tomar en cuenta un comentario desde otro soporte, ¿acaso no se evidencia así la debilidad del blog?